LIMPIAR COPAS DE CRISTAL

0
2059
limpiar copas de cristal
limpiar copas de cristal

¿Qué hay más elegante que una mesa puesta con las copas de vino impecables? Lo malo es que con el uso y una incorrecta limpieza pueden empezar a ponerse opacas y rayarse, lo que les da un aspecto sucio y viejo. Si quieres mantenerlas impecables echa un vistazo a estos trucos caseros para limpiar copas de cristal.

Las copas de vino son muy delicadas, por ello es necesario prestar un cuidado  especial  en su limpieza y secado.  Es de gran importancia aprender cómo deben limpiarse las copas de vino, ya que éste es un factor importante a la hora de disfrutar del vino. Es bastante habitual que tras la limpieza de la vajilla de cristal queden manchas que pueden no ser apreciables a simple vista, pero al trasluz sean significativas.

A muchos de nosotros nos resulta misión imposible dejar una copa de vino traslúcidamente impecable, siempre queda alguna huella dactilar, polvo o algún residuo de su limpieza, por ello, vamos a explicar a través de unos sencillos pasos como podemos hacer brillar una copa de vino.

Se puede decir que el cristal es poroso y absorbe fácilmente los olores, así que es aconsejable utilizar detergente libre de fragancia.

La limpieza de las copas de vino es recomendable realizarla a mano con: Esponja, agua tibia y jabón neutro, ya que el lavado en lavavajillas puede ser perjudicial para el vidrio (Pérdida de brillo, roturas, influencia en el gusto del vino..).

Tambien te interesa:  TÉCNICA DEL VASO: DETECTAR ENERGÍAS NEGATIVAS

En el caso de utilizar lavavajillas, es imprescindible para una buena limpieza, usar un programa de lavado corto y hacer el enjuague simplemente con agua.

Si el lavado es a mano:

1- Enjuaga las copas de vino con agua tibia.

2- Añade una gota de jabón neutro y rellena la copa con agua tibia.

3- Sujeta la copa de vino por su cáliz y frota delicadamente el borde del vaso y el exterior de la campana. Gira con cuidado la copa mientras frotas su interior.

4- A continuación, frota la copa por su parte exterior, en este proceso también recomendamos sujetar la copa por el cáliz, ya que al ser especialmente frágil, si sujetas la copa por su tallo ésta puede romperse.

5- Aclara y esteriliza la copa de vidrio en un baño con una cucharada de lejía o vinagre.

6- Tras la limpieza y antes del secado, te aconsejamos que en una olla o utensilio similar viertas agua y la pongas a hervir. Sostén la copa de vino por su pie. Sitúa la copa sobre el vapor de la olla y comprueba que el vapor recubre el cáliz.

7- El secado debe hacerse con un trapo de harina o lito, es realmente eficaz para quitar cualquier huella dactilar o manchas de lavado.

Tambien te interesa:  DIETA MATUTINA JAPONESA A BASE DE PLATANO

8- Introduce el trapo dentro del cáliz, sujeta la copa por su base suavemente y ves girando la copa lentamente, secando así todo el cáliz.

Para conseguir que estén perfectamente limpias es importante que tengas cuidado desde el principio. Una vez hayas usado las copas y ya estén sucias, no las tienes que dejar de cualquier forma.

Lo ideal es lavarlas justo después de beber pero como eso muchas veces no es posible, es importante que las pongas bajo agua tibia para evitar que queden manchas y para facilitar su posterior lavado. Si las dejas al aire libre, sucias y sin estar en remojo luego te costará mucho más limpiarlas.

Si te has dejado las copas en la mesa y se te ha olvidado pasarlas por agua te recomendamos que antes de limpiarlas las llenes con agua tibia y les pongas una gota de vinagre blanco. Deja que actúe durante 10 minutos y luego procede con el lavado anteriormente citado.

Es bueno que, cuando estén totalmente secas, cojas un algodón y lo empapes con vinagre blanco. Pásalo por toda la copa con el fin de aclararla, esterilizarla y eliminar posibles residuos de cal.

Otra forma de eliminar la cal es con agua destilada. Pero deberás esperar una semana antes de volver a usarlas y tendrás que tener algo de paciencia. Utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves y sin frotar fuerte para ir sacando los restos.

Tambien te interesa:  PERFUME CASERO ANTIALERGÉNICO

Quizás no tienes tiempo de lavarlas a manos y no te quede más remedio que utilizar el lavaplatos; no es recomendable pero se puede hacer. Entonces debes utilizar siempre un jabón que no contenga fragancias fuertes.

Cerciórate bien de que están completamente sujetas para que no se muevan durante el lavado y que guarden una cierta distancia unas de otras para que no se rocen y se estropeen. Y por último, utiliza un lavado a baja temperatura y abre la puerta cuanto antes para que se vaya el vapor lo más rápido posible.

No pongas el lavaplatos a altas temperaturas. Las copas de vidrio podrían resquebrajarse e incluso romperse.

A veces con los lavados la cristalería no luce como al principio. Puedes hacer que brillen más pasándoles un algodón con agua y vinagre blanco. Deja que se sequen solas.

Para las manchas difíciles utiliza agua, detergente y un poco de amoníaco. Deja que estén bajo esta mezcla toda la noche.

Recuerda, no utilices nunca esponjas metálicas porque seguro que te rallarían la cristalería.

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here