LAVAVAJILLAS ECOLÓGICOS CASEROS

0
394
lavavajillas ecológicos caseros
lavavajillas ecológicos caseros

¿Cuántos productos compramos para mantener nuestra casa limpia y en orden? Y la mayoría de esos productos resultan caros, agresivos para nuestra salud y perjudiciales para el medioambiente. Pues bien, hoy te traemos dos recetas de lavavajillas ecológicos caseros que podrás hacer cómodamente desde casa.

De una forma fácil y sencilla, usando ingredientes comunes o fáciles de adquirir, podremos hacer las dos versiones de lavavajillas, líquido o en pastillas, que mantendrán nuestra vajilla brillante y sin restos de lipido.

Hacer nuestros propios lavavajillas ecológicos caseros tiene muchas ventajas. Por un lado en cuestión de 24 horas tendremos pastillas (la mitad de tiempo si te decides a hacerlo líquido) para todo el mes a un precio muy inferior al de mercado (unos dos euros máximo).

Y si te preocupa el medioambiente, con estas pastillas estarás contribuyendo a su cuidado, porque no contienen productos contaminantes. Tu conciencia ecológica puede estar bien tranquila y el agua residual que arrojará tu lavavajillas estará libre de productos nocivos, ya que todos los ingredientes usados son biodegradables.

Naturalmente las recetas son diferentes si lo que quieres es un lavavajillas líquido o en pastillas, pero puedes hacer los dos y utilizarlos cuando los necesites.

  • Lavavajillas casero líquido

Para hacer esta receta necesitarás:

  • Tres limones
  • Doscientos gramos de sal gorda
  • Cien (100) mililitros de vinagre blanco
  • doscientos (200) mililitros de agua
  • Treinta mililitros de abrillantador para lavavajillas (opcional)
Tambien te interesa:  HOGAR SIN GÉRMENES

Modo de prepararlo

Quita los picos de los limones. Lava y corta, sobre una tabla de madera, los limones (sin pelar) en trozos pequeños (para poder triturarlos bien en una batidora), junto con la sal.

Echa el vinagre, el agua y el abrillantador, y vuelve a batir una vez más, a la máxima potencia.

Pon esto en un cazo y a fuego medio, unos 15 minutos moviendo de vez en cuando, con una cuchara de madera, porque se suele pegar. No pasa nada, luego le echas agua, lo pones un poco al fuego, y se quita muy bien.

Vuelca sobre una fiambrera y deja enfriar. Cuando esté frío, vuelve a remover, porque suele salir una capa seca. Puedes guardarlo en el frigorífico o en un bote cerrado.

Utiliza como un detergente de lavavajillas normal, echa dos cucharadas y lava normalmente.

¿Tienes thermomix? Pues ahí va la misma receta pero echa con thermomix, para que te sea aún más fácil y cómodo.

Echa en la thermomix los limones cortados en cuatro trozos cada uno y la sal.

Tambien te interesa:  CAFÉ PARA ELIMINAR BOLSAS Y OJERAS

 

Pon 20 segundos, a velocidad máxima.

 

Añade el vinagre, (un cubilete) el agua (dos cubiletes), y el abrillantador. (1/4).

 

Deja 15 minutos, a temperatura 100º grados y velocidad 2. Si quieres más batido, con menos grumos, bate unos segundos más a velocidad 6. Vuelca en un bote o fiambrera. Deja en el frigorífico.

Ya sabes que el vinagre lo hemos utilizado muchísimas veces para todo tipo de trucos de limpieza caseros, y el limón es un excelente quitalipidos, así que esta receta te va a encantar en cuanto la pruebes.

Puedes utilizarla para el lavado a mano o echar un par de cucharadas en el cazo de las pastillas del lavavajillas.

  • Lavavajillas casero en pastillas

Materiales para este producto natural:

  • 2 tazas de bicarbonato sódico (limpiador y desenlipidonte)
  • 2 tazas de bórax (limpiador natural y desinfectante)
  • 1/2 taza de sal gruesa
  • 1/2 taza de vinagre blanco (limpiador, desenlipidonte y elemento de unión de los otros ingredientes)
  • 15-20 gotas de aceite esencial de limón (limpiador, antibacteriano y huele muy bien)
  • Recipiente para mezclar
  • Cubiteras
  • Tarro hermético

Modo de prepararlo

Coge un bol, a ser posible de cristal o pirex, y echa en él todos los ingredientes para que se mezclen bien. Al añadir el vinagre notaremos una cierta efervescencia que pasa pronto, veremos a continuación como se unen los distintos entre sí los distintos ingredientes.

Tambien te interesa:  USOS DE LOS POSOS DEL CAFÉ

Para empezar rellenaremos con la mezcla dos cubiteras de las que usamos normalmente en nuestro frigorífico. Apretando bien para que queden bien compactas nuestras pastillas.

Colocaremos las cubiteras en un lugar seco y soleado y dejaremos que se seque bien la mezcla, al menos durante 24 horas. Cuando transcurrido ese tiempo veamos que las pastillas están bien secas, las desmoldaremos y las guardaremos en un recipiente hermético.

Cuando queramos usarlas simplemente tenemos que colocar una pastilla en el departamento del lavavajillas destinado para ello y añadiremos tres gotas de lavavajillas líquido (puedes utilizar el de la receta anterior o uno de supermercado). Esto reforzará el poder limpiador de la pastilla, pero sólo tres gotas nunca más. Luego añadir una taza de vinagre al fondo del lavavajillas o en un vaso colocado en la parte superior, la destinada a los vasos, con ello conseguiremos mayor brillo, sobre todo si nuestra agua corriente es dura.

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here